También conocida como vista cansada, es la dificultad para poder ver de cerca.

No se considera una enfermedad ya que el origen está en la pérdida de elasticidad del músculo Ciliar y del cristalino por motivo de la edad. Suele darse en personas con más de 50 años y comienza a partir de los 40 a 45 años.

Es importante usar gafas que estén homologadas y que cumplan los permisos sanitarios para no someter a un sobreesfuerzo a nuestra vista.


Más información

Publicado: 22 de Mayo de 2017